miércoles, 23 de marzo de 2016

Cuentos del Corazón II

Lolita
Palabras de una niña ArcoIris


Lolita está en el parque, jugando en el cajón de arena y ha visto junto a la fuente a un abuelo y una abuela, sonrientes ambos, agarrados de la mano pasean muy lentito y se miran a los ojos... Lolita no lo dudó un sólo instante, se levantó y señalando a los abuelitos gritó:

  • ¡Ellos son enamorados!

En el parque hay una tienda enorme de golosinas, ella siempre recuerda cuando sembraba piruletas pensando que crecerían como las flores, ahora ya sabe que hay una fábrica de golosinas, la visitó con el colegio el año pasado. Lolita piensa:

  • En aquel lugar había muchas fábricas donde hacían telas, colchones, coches, incluso la de los palitos de los helados pero ¿y la de nubes?, allí nadie sabía nada ni siquiera su señorita que era muy lista y sabía muchas cosas, me dijo que este año lo entendería pero yo quería saberlo ya, así que me explicó un lio muy extraño sobre que las nubes son como el humo y que recogen agua de los lagos que vemos en la tierra y que luego se calienta y se enfría, enseguida me di cuenta que no quería decirme dónde estaba la fábrica de nubes, o peor aún, ¡había olvidado dónde está...! eso si que sería triste... pero no importa este año tendrá que contar ese secreto si lo sabe y sino fingiré que la entiendo para que no se ponga triste por haber olvidado un lugar que seguro es muy bonito de visitar...
    Tan sólo puedo pensar y sonreír imaginando el día que por fin visite la fábrica y pueda ver cómo se hacen las deliciosas nubes...
Lolita ha regresado del parque y corre a lavar sus manitas antes de tomar la deliciosa merienda. Su mamá siempre enciende la televisión para escuchar a las personas que están frente al país dando la cara por el pueblo, dice su mamá. Un día Lolita se puso frente a la televisión a escuchar lo que decían y tras un largo rato Lolita dijo a su a mamá:

  • Alguien debería enseñarlos a contar cuentos, ¡no logro comprenderlos!

La Mamá contestó que era muy chica para entender lo que pasaba y entonces Lolita entendió aun menos a su mamá, primero le decía que estas personas contaban muy buenos cuentos y ahora que ella era chica para entender cuentos... Lolita se levanta agitada del sofá y dice:

  • Soy muy buena entendiendo los cuentos, la señorita me lo dijo en el colegio, así que será que tú y ellos no sabéis contar cuentos, estáis confundidos y alguien podría decirle a ellos lo que nos enseñan en el colegio sobre cuando estamos confundidos... “Cierra los ojos, respira profundo, sonríe y abre tus brazos como si fueras abrazar a alguien... cuando estés calmado habla con alguien que pueda ayudarte a multiplicar números de dos cifras”

La mamá de Lolita, apaga la televisión y abrazando a Lolita le dice:

  • Llevas razón mi niña, ya no sabemos contar cuentos de verdad

Lolita abrazada a su mamá, respira profundo y sonríe

  • Gracias mami


jueves, 3 de marzo de 2016

A Maria

...de dibujos a media tarde...


Una tarde increible como tantas otras entre lápices de colores,
los "Magic Sticks", velas, vacaciones, tesito y las voces cálidas y familiares
sonando en la habitación de al lado
Sumergida en la simplicidad de las líneas de colores
con propósito y sin objetivo
Senti que un regalo precioso caminaba directamente
hacia el lugar donde me encontraba
levanté la vista del cuaderno y ahí estaban
esos enormes ojos llenos de vida y alegría
con una sonrisa que despierta los campos 
y con una dulce y amorosa presencia
me miró a los ojos y me dijo:
- Madrina, ¿te puedo comprar ese dibujo?
le sonreí y le dije
- NO
su rostro cambió y quedó silenciosa 
sabía que esa respuesta estaba colgando en el aire
esperando continuar
- Madrina, me encanta ese dibujo...
- Por eso, es para ti
Sus ojos preciosos se abrieron como ventanales en el cielo
-¡ Me lo regalas! 
- Maria cariño, el regalo eres tú.
Nos dimos un abrazo y añadió...
- ¡me lo puedes pintar en un lienzo!
- SI





Es un regalo cuando una niña o un niño, ya sea encerrado en un cuerpo de adulto
o aun liberado y disfrutando de su inocencia, se reconecta a la inocente línea o amoroso
punto que se dibujan en las expresiones de color que surgen del latir de mi corazón.
Gracias Maria...