jueves, 25 de junio de 2015

Paso a Paso

Cuando pinto es muy sencillo, no pienso en la técnica ni en la perfección, ni siquiera atiendo al acto en sí de buscar en el observador la ovación de una mandíbula abierta. Es más sencillo que todo esto, simplemente sigo el latido alegre y amoroso que siento en mi corazón. Es esta la forma que he elegido para comunicarme con el mundo y compartir el conocimiento que hasta hoy reside en mi, ni mucho ni poco, el que hay hasta este instante, más sobre una consciencia expansiva que sobre pintura en si.
Creaciones de Espacios de Amor para el bien común, en Unidad y Serenidad nos beneficiamos desde las soluciones que aporta vivir en la respuesta y no en las infinitas dudas que generan las miles de preguntas sin contestar que rondan continuamente en nuestro pensar.
Estos espacios, que priorizan por encima de todas las cosas el bien común, están abiertos a ideas que nacen desde el vibrar que proporciona la toma de consciencia de crear amor hablando de amor, y para ello es necesario vivir en la Autoreferencia, o sea, firmeza en que lo haces porque lo sientes, certeza absoluta de que esto es así y el permitir que suceda tal como ha de suceder... Vivir en autoreferencia es tomar consciencia de la Unidad y su Potencial para Amar.

Cuando reconecté el sentimiento de mezclar colores y compartir con el mundo, me temblaron las piernas, no por el impacto que pueda provocar el miedo desvalorizado, sino por los saltos que daba mi alma mostrando la alegría y el entusiasmo al haber sido escuchada al fin, y por tanto, en existencia liberada. Quedé sorprendida ante el asombro, lo que un día no escuché, ahora lo escuchaba con total claridad:

Comparte lo que sabes, simple y sencillo, sin más”



No hay comentarios:

Publicar un comentario